CUIDADO CON EL EPICENTRO: EL COMIENZO DEL DESASTRE

Los grandes cambios que ha sufrido el planeta tierra por movimientos telúricos, se han llevado vidas, construcciones y sueño. Estos cambios siempre tienen un punto de origen, un epicentro, que muchos ignoran pero si conocen su final.

“El hombre en su búsqueda de cambios, generalmente no analizan sus resultados”

En lo social el origen de los cambios no es muy bien conocido, pero el desastre ocasionado por doctrinas, tendencias ideológicas o políticas siempre han adulterado el comportamiento del hombre dentro de la sociedad. Cuidado con el epicentro… En esta oportunidad estoy hablando en donde es que ha comenzado el desastre del sistema socialista.

Los movimientos terroríficos que han destruido el desarrollo económico, cultural y social en diferentes países tienen su origen en organizaciones como la internacional socialista, el foro de Sao Paulo quienes son protegidos por entes sinvergüenzas como la ONU y la OEA.

En estos movimientos donde el epicentro es la mata del mal, no se ha podido frenar su recorrido, el que sigue destruyendo todo por su camino, matando y dejando en la miseria poblaciones que fueron víctimas de  su propio invento.

Los tentáculos del movimiento socialista se siguen extendiendo por todo el planeta, Europa, Asia, África, Norteamérica, Centro y  Sur América siguen sintiendo los efectos devastadores de este sistema criminal cuyos efectos son más terribles que un sismo de nueve grados en la escala de Richter.

Colombia está en grave peligro, pues el epicentro destructor del socialismo está a unos cuantos kilómetros al norte del país provenientes de Venezuela, cuya fuerza proviene de una masa amorfa compuesta de envidiosos y resentidos sociales.

Es hora que los colombianos se preparen para enfrentar este sismo que se aproxima con tsunami incluido, un sismo que pretende apoderarse del poder en las elecciones del próximo año.

Llorar no se vale cuando se le había advertido al niño que si no agarraba bien el helado terminará en el suelo. Los colombianos en esta oportunidad deben asegurar bien el helado sino lo quieren ver correr como un río contaminado.

En este caso sí se puede frenar o acabar el epicentro de donde empieza la corrupción y la manipulación de los populista y del totalitarismos comunistas. Nunca es tarde para frenar un desastre, en Colombia con darle muerte política a partidos como la Colombia Humana o el partido verde, el país seguirá su camino de desarrollo y estabilidad económica.

El emperador romano Marco Aurelio quien supo enfrentar grandes sismos y que conocía muy bien de donde provenían sus epicentros nos decía lo siguiente «La felicidad de tu vida depende de la calidad de tus pensamientos; por lo tanto, actúa como corresponde, y ten cuidado de no entretenerte en nociones inadecuadas para la virtud y la naturaleza razonable.»

No se puede culpar a los demás de nuestras propias responsabilidades y, si el socialismo triunfa como sus desastres, no hay más culpable sino quien lo elige.     

“Nosotros somos los causantes de nuestros triunfos y desaciertos”

Luis Córdoba

Poeta y Escritor. Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo. "Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura".

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.