QUERIDOS AMIGOS: Populismo y Ciencia, tormenta de emociones que genera el cuestionamiento.

Apreciados,

El próximo sábado, hora por confirmar, voy a dar una conferencia de Física Cuántica bajo el título:

Etapas para la obtención de combustible nuclear y manejo de desechos de plutonio y restos actínidos a partir de las escisiones de Uranio utilizando isótopos radiactivos transparentes en sus tres fases ciclónicas».

Como ustedes saben, por mi profesión, no tengo ni la más remota idea de física cuántica y menos a nivel práctico. Pero desde hace meses estoy observando a políticos de todo el mundo hablar de compromiso, honradez, patria, moral, hablan de cuidarnos los unos a los otros en tono altruista, hablan de pandemia, de virus y de vacunas, temas que en verdad ellos no conocen, mucho menos tienen practica alguna.

Al darme cuenta que ellos pueden, me he llenado de valentía y motivación, para también hablar sandeces al mejor estilo de los populistas de turno. No me fallen, se va poner buena la cosa.

¿Tú crees que es broma?

Pero es la más cruda realidad en la que vivimos. Sometidos culturalmente por políticos y medios de comunicación masivos que inducen en nuestras mentes cualquier cantidad de «verdades», afirmaciones que gozan de plena confianza del público receptor.

En la mente del incauto, al mensaje recibido desde la «gran institución» se le otorga legitimidad sin cuestionamiento.

Populismo y Ciencia
Uranio

Populismo y Ciencia

Mientras tanto los que tratan de despertar la gran masa de gente, son fustigados continuamente para mostrar pruebas, evidencias, documentos etc. En esta nueva «normalidad» queridos lectores, la lucha es totalmente asimétrica también en el plano cultural:

  • La Organización Mundial de la Salud no puede ser cuestionada por las redes sociales, bajo amenaza de cierre de cuentas.
  • Bill Gates no puede ser cuestionado aunque nunca ha estudiado o trabajado en el mundo medico.
  • El político de turno no debe ser cuestionado, a pesar de que apenas ayer era famoso por ser un corrupto, un bueno para nada y hasta borracho, a quien nadie daba credibilidad alguna en ningún discurso: hoy irónicamente se le da la confianza de ser el salvador de la «pandemia».

La mente humana es un aparato tecnológico peligroso.

A diferencia del resto del reino animal que actúa bajo fuerte influencia del cerebro reptiliano (supervivencia pura y dura) para tomar decisiones, nuestro cerebro «moderno» está plagado de disyuntivas que tratan de buscar una «solución» a través del ping pong jugado entre el cerebro límbico y el Neocortex. El primero juega un rol importante en las emociones, mientras que el segundo actúa en el razonamiento, lenguaje y capacidades cognitivas.

Los políticos y grandes medios de comunicación no conocen mucho psicología pero si de manipulación (que es muy parecido). Ellos entienden esa gran insistencia del Neocortex por razonar todo, y del límbico por priorizar las emociones. En consecuencia han inventado el juego más macabro de todos los tiempos: te entregan un miedo a algo «nuevo» que supuestamente quiere eliminarnos y al mismo tiempo nos «obsequian» un nuevo «aprendizaje» para superarlo.

¡Entiéndase! Esto es mucho más poderoso que el tradicional juego de la zanahoria de la psicología tradicional. Con la zanahoria el estímulo era solo sobre el cerebro reptiliano de sobrevivencia, resultando un estímulo temporal, de corto plazo. Con este otro método 1) miedo a algo nuevo y desconocido + 2)la necesidad de un nuevo aprendizaje para superarlo + 3)la repetición del mensaje utilizando sofisticada tecnología multimedia, se logran efectos de largo plazo en la población nunca antes imaginados:

Se logra la aceptación de conductas que en condiciones normales jamás aceptaríamos.

Estamos en presencia de una TIRANíA DE PENSAMIENTOS, Populismo y Ciencia

PD: ya te diste cuenta que no va a haber ninguna conferencia nuclear.

Giuseppe Nocera

Experto internacionalista con experiencia personal y profesional en varios países tales como Alemania, Brasil, Bélgica, Inglaterra, Venezuela, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y por supuesto su país natal Italia, entre otros. Habla varios idiomas y curioso por naturaleza, la vida lo ha llevado a la investigación desde 3 ángulos distintos como los son: la tecnología, la geopolítica y la historia. También es Ingeniero electrónico, experto en seguridad informática, redes y autor de MIENTRAS DORMÍAMOS - El Engaño Maestro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.