EL MIEDO DEL TIRANO A LOS DÍSCOLOS

“Es esclavo el hombre que acepta condiciones aunque no estén a su favor”.

La humanidad siempre ha estado controlada por fronteras, religiones, ideologías, leyes, decretos y constituciones, detrás de esto están los famosos líderes que lo único que buscan es mantener a la humanidad dentro de sus rediles.

Hablar de libertad en estos tiempos es entrar en el campo de las prohibiciones, todo por causa de la falta de respeto del hombre por el otro, convirtiéndose en parte de un rebaño que necesita palo y rejo para que lo dirijan y lo amansen.

Por todo esto es que los tiranos vienen en aumento, aupados por personas que buscan una falsa libertad, que ven en el libertinaje una mejor forma de vida pero acompañada de complicidades y corrupción.

El miedo del tirano a los díscolos… Aquí es donde debe florecer la lucha por la libertad individual, pero esa libertad donde no se atropella ni se abusa del otro, donde no se necesita un látigo sino la responsabilidad para desobedecer a quien pretende controlar la vida del otro.

Los tiranos le temen a los díscolos cuando ellos no son parte de ese rebaño que pretenden dominar a su antojo, miedo al ser que no cree en el castigo divino, al que no cree en las bondades del estado ni en los milagros de las dádivas.

Hay que empezar hacer parte de los díscolos que luchan por la libertad, por lo que defienden lo propio, los principios, la ética y la moral y derecho de pensar y expresar lo que se siente.

La sublevación, la desobediencia y la rebeldía con justa razón es un derecho que tenemos los ciudadanos frente a los empleados públicos o de quienes pretenden controlar la vida de los demás simplemente por capricho o beneficio propio.

Que seamos los díscolos los que frenemos a los manipuladores de masas, a los que compran conciencias y a los que con promesas políticas o religiosas pretende mantener a la humanidad en la fila de los obedientes.

Recordemos a Aldous Leonard Huxley el escritor inglés quien es reconocido por el libro “Un mundo feliz” pero en su libro “El fin y los medios” encontramos esta interesante frase. “Los únicos procedimientos de que puede valerse un pueblo para protegerse a sí mismo, contra la tiranía de gobernantes que cuenten con fuerzas modernas de policía, son los procedimientos no violentos, como la no cooperación en masa y la desobediencia civil”

La humanidad se volvió tan obediente que perdió su identidad y hasta su rostro por culpa de una mascarilla que supuestamente le salvara la vida.

“La obediencia es la primera reglar para empezara a ser esclavo”

Luis Córdoba

Poeta y Escritor. Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo. "Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.